La Ministra de Vivienda, Michelle Sol, junto a la Canciller de la República, Alexandra Hill, y la Directora de la Fundación Gente Ayudando Gente El Salvador, Lisselot Troconis, colocaron hoy la primera piedra del proyecto habitacional que beneficiará a 65 familias de la Comunidad El Espino, en Antiguo Cuscatlán, cuya inversión será de más de  2.1 millones de dólares.

A tan solo meses de su gestión, la Ministra Michelle Sol logró el apoyo de los cooperantes internacionales New Story, People Helping People  y The Fuller Center For Housing, para responder a las familias de la Comunidad El Espino con un modelo habitacional basado en la corresponsabilidad, la no gratuidad y la ayuda mutua; generando un proyecto integral, de calidad y con una visión de vivienda adecuada en altura.

El Estado aportará 1 millón 600 mil dólares en los que se incluye el terreno asignado por decreto legislativo a las familias, las obras de urbanización a realizar, así como la construcción de las 65 soluciones habitacionales. La cooperación internacional financiará y ejecutará obras con un aporte aproximado de 550 mil dólares, se estima finalizar el proyecto en 10 meses.

Con el modelo a implementar, que contempla el financiamiento internacional, se busca minimizar las cuotas por apartamento, se estima que éstas oscilen entre los $40 y $65, por un plazo de 12 años sin intereses. Las cuotas estarán determinadas por la situación económica y la conformación de cada grupo familiar, así como por los aportes de otros socios estratégicos nacionales que se sumen al proyecto.

El Instituto de Legalización de la Propiedad, como institución del sector vivienda, liderado por la Ministra Sol, ha brindado apoyo técnico a través del replanteo de mojones para terracería, el trazado de planta para el estudio de suelo y distribución de lotes de la comunidad El Espino; como parte del trabajo previo a la construcción  de viviendas.

“Me siento feliz”, expresó Emelina Campos, quien creció en El Espino y ahora a sus 48 años de vida contará con una vivienda adecuada y la seguridad jurídica que nadie los volverá a sacar de las tierras que por años han habitado. “Me siento agradecida, primeramente con Dios, las instituciones y el Presidente Nayib Bukele”, mencionó Campos.

Las obras que hoy inician, se ejecutarán en un terreno de cerca de 6 mil metros cuadrados, de éstos 680.09 metros cuadrados son para el acceso o servidumbre. En el diseño preliminar se contempla la construcción de 4 módulos de 2 niveles cada uno, con escaleras entre módulos, y un sistema constructivo sencillo que respetará la vegetación existente.

Las familias contarán con un salón comunitario, parqueos, aceras y vías de acceso tratados con gramoquín, además de baldosas y engramado en sendas peatonales. Se contempla un sistema eléctrico completamente subterráneo.

De acuerdo al censo oficial del Ministerio de Vivienda, este nuevo complejo habitacional será disfrutado por unas 200 personas, entre ellos 33 niños, 37 adolescentes, más de 100 adultos, 14 adultos mayores y 1 personas con discapacidad.

Los apartamentos están diseñados pensando en las condiciones de cada grupo familia, por lo que se construirán de 3 características:

Tipo A, de 34 metros cuadrados de construcción con 1 dormitorio.

Tipo B, de 45 metros cuadrados de construcción con 2 dormitorios.

Tipo C, de 54 metros cuadrados de construcción con 3 dormitorios.

Desde los primeros días de su gestión la Ministra Michelle Sol mostró su solidaridad con estas familias que por años sufrieron el desinterés de gobiernos anteriores por brindarles una solución habitacional digna, y les aseguró que lucharía por ofrecerles una respuesta integral y efectiva.

Galería fotográfica