Equipos multidisciplinarios del Ministerio de Vivienda han iniciado el diagnóstico de campo e inspección técnica por las zonas de línea férrea del oriente del país desafectadas por medio del Decreto Legislativo 289, que comprende 7.25 kilómetros en el departamento de San Miguel y 10.25 kilómetros en el departamento de Usulután, donde se estima beneficiar a más de 400 familias con escrituras de propiedad.

Recientemente la Ministra de Vivienda, Michelle Sol, reafirmó el compromiso del Gobierno con las familias asentadas los tramos ex ferroviarios del país que carecen de certeza jurídica, “yo les puedo garantizar en nombre del Presidente Nayib Bukele, que nadie de los que ya están registrados en la Línea Férrea será desalojado. Queremos que las familias duerman tranquilos, que se sientan seguras”, enfatizó.

Durante semana se trabajó en 7.25 kilómetros desafectados en el departamento de San Miguel, realizando mediciones, identificación de comunidades a nivel de riesgos, verificación de listados de habitabilidad entregados por las comunidades, verificar el ancho de calles y derechos de vías, así como un censo que comprende conteo de viviendas, servicios, conformación familiar, etc.

La Ministra de Vivienda en su reunión con la Mesa Nacional de Líneas Férreas el pasado 7 de julio, se comprometió a efectuar un proceso ordenado iniciando en la zona oriental, la semana pasada los equipos técnicos y sociales realizaron el reconocimiento de los tramos desafectados por el Decreto 289, en San Miguel y Usulután donde se determinaron los puntos de inicio y fin de la desafectación en cada departamento.

Entre los asentamientos identificados están las Comunidades Huiscoyol y Los Cerritos, del Cantón San Antonio Silva en San Miguel; así como las comunidades San José, El Tercio, El Martillo, Vista Hermosa, Palo Seco, Milagro 1 y 2, todas del municipio de Jiquilisco en Usulután.

Galería fotográfica